Isla de Rodas

Fortaleza de lso Caballeros de Jerusalém en Rodas.

Isla mítica conocida por el Coloso, una de las siete maravillas del mundo antiguo, es hoy un destino turístico creciente en Grecia. La isla de Rodas es la más grande del archipiélago del Dodecaneso con 1400 km2. La isla se encuentra muy cerca de la isla de Karpatos y de las costas de Turquía (a sólo 18 km), de la antigua Asía Menor. Rodas y Lindos son las principales ciudades de una isla no demasiado poblada (115 mil habitantes), de los que la mitad vive en la capital homónima. El resto de poblaciones son pequeñas y normalmente centradas en el turismo como Faliráki, Kremasti, Haraki, Pefkos, Archangelos, Koskinou, Kiotari, Embona Paradisi o Trianta.

La isla y sus ciudades fueron una potencia importante en el mundo griego. Potencia comercial (vino, aceite, frutas) y potencia marítima desde la época clásica hasta la subordinación a Roma en el siglo II a.C. Los terremotos acentuaron la decadencia, destruyendo monumentos (el Coloso) y ciudades como Kamiros.

Después, romanos, bizantinos, árabes, caballeros de la Orden Hospitalaria de Jerusalén en 1310 y 1522, turcos e Italianos la ocuparán sucesivamente. La historia de Grecia y de todo el oriente es similar, un perfil estratigráfico donde se suceden y se mezclan, gentes, poderes e intereses. La isla fue lugar de acogida para algunos de los judíos expulsados de las coronas ibéricas en el siglo XV, por lo que ciertos términos ladinos, del español antiguo, han sido incorporados en la isla. En 1912 la isla es conquistada por Italia. La IIGM tendrá terribles repercusiones para la población judía, ya que en 1944 los nazis la ocupan y deportan a miles de personas al campo de concentración Auschwitz-Birkenau. Solamente en 1948, más de 100 años después de la independencia del país heleno, Rodas se une a Grecia.

El turismo es hoy su principal sector económico, pero de una manera menos importante que en Mykonos o Santorini. A pesar de que la mayoría de los turistas busca la playa y el sol, Rodas posee un rico patrimonio, productos típicos de calidad como el vino, las frutas, el pescado o el aceite y una naturaleza diversa.

Naturaleza en Rodas.

La isla es bastante grande, como decíamos. Con una forma de punta de lanza redondeada en sus extremos, Rodas mide casi 80 km de largo por casi 40 de ancho lo que le permite tener más de 200 km de costas. Con un litoral tan extenso las playas y otros paisajes costeros son uno de sus grandes atractivos. El litoral es rocoso, mezclando playas y acantilados. En cambio el interior posee bastantes zonas arables donde se cultivan algunos de sus delicias gastronómicas, cítricos, olivares y viñas, sobre todo. El vino de Rodas ha tenido prestigio desde la antigüedad.
Otro de los lugares de interés, aunque no es recomendable ir en verano, es el monte Attavyros, punto culminante de Rodas con 1216 metros de altura. El senderismo y las rutas de VTT son algunas de las actividades posibles.

El interior de la isla es montañoso y abundan los bosques de pinos y cipreses que se adaptan bien a la falta de agua.

Qué hacer en Rodas.

Playas.

Tumbarse en la playa y disfrutar de la vida, de un reposo bien merecido será lo primero que se nos pase por la cabeza. Y con razón, el litoral es muy intenso y no faltan playas donde descansar y ponernos morenos. Un clima estable y cálido, y una larga costa, hacen las delicias de los turistas, pero también de los deportistas. Rodas en un destino muy apreciado para hacer kitesurf y windsurf. Las playas más famosas o interesantes son: Kremasti, para hacer windsurf o kitesurf; Afándou; Kiotari, Genadi, Lahania, Plimiri, Prassonisi, Kritinia.
Deportes acuáticos.

Con calas de aguas azules, costas rocosas y playas de arena blanca, los deportes acuáticos son, evidentemente, actividades muy populares. Con el calor como aliado, el submarinismo, snorkel, paddle surf o la vela son sólo algunas de las posibilidades.

Para los más activos, los deportes de aventura, el senderismo o las rutas para bicicleta de montaña son muy interesantes, con el único problema del exceso de calor buena parte del año.

El valle de las mariposas.

Un lugar de interés es el valle de Petaludes o valle de las mariposas que suele recibir migraciones de estos insectos. La mariposas que se pueden ver son concretamente de miembros de la familia Arctiidaes, entre ellas la Panaxia Quadripunctaria. Los pueblecitos del valle Kremastí, Paradísi y Theológos son muy interesantes ya que mantienen ciertas fiestas tradicionales. Kremasti es también un centro reputado para los amantes del windsurfing y el kitesurf

Otro lugar natural que les recomendamos es la zona de las Siete Primaveras (Eptá Piyés), un valle verde con bosques de pinos y fuentes de agua.

Patrimonio en Rodas.

La ciudad de Rodas.

Se sitúa al norte de la isla, emplazamiento tradicional del comercio y el poder en la isla. El aeropuerto se encuentra en las cercanías.

Del mítico Coloso, destruido por un terremoto alrededor de 226 a.C, sólo se han podido encontrar algunos fragmentos que avalan su existencia pero nada lo recuerda en la placida ciudad de Rodas. Sin embargo mucho monumentos de la época griega clásica subsisten en Rodas, con lo que el aficionado a la arqueología no se sentirá defraudado. El parque Rodíni es la entrada de la acrópolis del Monte San Estéfano. Centro de comercio y también de educación, en la escuela de retorica que hubo aquí estudiaron Julio Cesar, Catón, Cicerón, Pompeya, Bruto, Casio y Marco Antonio. Los restos del templo de Apolo, de un estadio helenísticos y un gimnasio se pueden visitar.

Capital de la isla durante el periodo de la Orden de los Hospitalarios, la ciudad fue reformada y amurallada. Las espectaculares murallas datan de ese momento. Compuesta de puertas, bastiones, zonas almenadas, torres, las murallas protegen el casco antiguo forma parte del patrimonio de la UNESCO desde 1988. En el interior fuentes, casas y edificios de todas la épocas, minaretes, iglesias y palacios hacen de Rodas un destino de cultura y arquitectura. Comer, encontrar un hotel, un restaurante o un bar, también es tarea fácil. Como se puede imaginar, la animación en verano es intensa.

Además de la fortaleza de los Caballeros Hospitalarios, el Palacio de Gran Maestre y la avenida de los caballeros o la Puerta de la Libertad son otros de los monumentos más importantes. El palacio del Gran Maestre se encuentra en un antiguo palacio bizantino que hoy es un museo. La avenida de los Caballeros es una de las calles medievales mejor conservadas de Europa. Edificios, museos, tiendas e iglesias junto a otras calles cercanas repletas de bares y restaurantes, componen el centro neurálgico de Rodas. En los aledaños, el barrio turco destaca por sus dos mezquitas, la de Solimán el Magnifico y la de Mustafá Pacha.

Si la parte intramuros de Rodas es medieval, la exterior es de estilo veneciano y neoclásico, con edificios erigidos durante la etapa italiana, como el edificio de Correos de Florestano di Fausto; la Prefectura que recuerda al Palacio del Dogo de Venecia, el edificio del Ayuntamiento y el Teatro nacional.

La zona del puerto de Mandráki y su pequeña marina también son interesantes. La diversidad cultural la muestran los minaretes, los molinos de viento, el Grande Albergo delle Rose, reconvertido en casino y los hoteles modernos entorno a la playa de Elli. El acuarium de Rodas completa un panorama diverso en actividades y visiones de la ciudad.

Historia, arqueología y artesanía

Líndos.

También poblada desde la época arcaica fue gran puerto griego cuyas naves eran conocidas en todo el Mediterráneo. Se pueden visitar las murallas y los restos de la acrópolis construida en el promontorio que domina la ciudad moderna. Vestigios bizantinos (capilla de Agios Ionannis) y de los Caballeros de Jerusalén y vista espectaculares del Mediterráneo completan una visita obligada. En la parte baja, casas típicas, iglesias de estilo bizantino y callejuelas estrechas. Y muy cerca la bahía de San Pablo con aguas azules para bañarse.

Acrópolis de Lindos.

Sitio de Kamiros.

Poblado desde la época arcaica por grupos dorios que se mezclan con otros previos pelasgos. Fue la tercera ciudad de la isla, de gran importancia entre el siglo VI y el V a.C Hoy es un sitio arqueológico que se puede visitar. Vestigios de mercados, templos, de la acrópolis

La zona sur de la isla está poco poblada y allí encontramos algunas de las mejores playas como las de Kiotari, Genadi, Lahania, Plimiri y Prassonisi. Está es otra de las zonas preferidas por los surfistas que hacen kite y windsurf. Pueblecitos coloridos de origen medieval y una naturaleza que encierra tesoros en cada colina o valle completan una zona muy interesante para quienes quieran escapar del turismo más convencional.

Kallithéa. Pueblo costero muy turístico gracias a la playa de arenas blancas de Faliráki y a las termas de estilo Art Decó orientalizado construidas en 1929. Muy cerca en la bahía de Ladikó se rodó parte de Los Cañones de Navarone.

Koskinoú, es un pueblecito tradicional con casas pintadas de colores vivos y calles empedradas. Tan bonito como pintoresco.

Ialisos (o Triánda) la tercera de las ciudades griegas clásicas se ha convertido en un centro de turismo de sol y playa. De hecho su playa es una de las favoritas para quienes practican windsurf y kite.

También cuenta con bosques de cipreses en los alrededores y ruinas de la acrópolis. Monasterios, la fortaleza bizantina del siglo XIII y restos de los templos de Zeus y Atenea son los otros monumentos más destacados. Las vistas desde la parte alta de la bahía de Ialissós, de día o de noche son espectaculares.

Archángelos, reconstruida en la edad Media por el interés estratégico por los Caballeros de San Juan es un pueblecito conocido por su artesanía. La cerámica y los tapices son los productos más habituales. Muy cerca algunas playas de arena fina se encuentran entre las más bonitas de la isla: Tsambíka, Stegna y su castillo de Faraklos.

Por último cerca del Monte Attavyros se encuentra Embonas, el pueblo del vino, A visitar, sin duda.

Como llegar.

Por avión.

Dada su popularidad cada vez hay más vuelos directos desde España y desde otros países de Europa. Las conexiones directas son más habituales desde primavera hasta otoño. Otra opción, a veces muy económica es volar haciendo escala en Atenas o Salónica.
Hay muchos vuelos de conexión entre Rodas y otras islas griegas como Kos, Lesbos, Karpatos, Kasos, Mykonos, Santorini, Iraklion en Creta, etc…

Vuelos a Rodas

En ferry.

Más lento pero también más tranquilo. Un viaje en si mismo ya que recorreremos buena parte del Egeo. Desde el Pireo unas 12 horas. Ferries más pequeños y rápidos nos pueden llevar a todas las islas de los alrededores.

Muy cerca de Rodas.

Varias islas se encuentran muy cerca de Rodas con lo que si lo deseamos podemos visitarlas usando los ferries.

Kastellórizo (Megisti), la más oriental de las islas griegas, una de las más pequeñas y de historia más tormentosa.

Hálki, donde se extraían esponjas desde la antigüedad. Restos de los Caballeros de Jerusalén.

Sými, a una hora en barco es otra isla de pasado marinero y de explotación de la esponja. Pequeña pero rica, su pasado glorioso se muestra en muchos edificios neoclásicos y monasterios.

Tílos, isla montañosa con playas de agua cristalina y castillos medievales. En su museo Paleontológico se pueden ver esqueletos de elefantes enanos, una de las especies endémicas de las islas del Mediterráneo.